Tipos de contrato de trabajo


Hay una gran variedad de tipos de contrato de trabajo en España. Estos determinan cuántas horas trabajas y qué responsabilidades puede que tengas. Dependiendo de tu perfil y preferencias, debes entender las diferencias entre todos los tipos de contrato de trabajo antes de firmar. En el siguiente artículo te ayudaremos a entenderlos, lo que significan, y enumeraremos algunas ventajas para que sepas qué tipo de contrato se ajusta más a ti.


Contrato a tiempo completo


¿Qué es un contrato a tiempo completo? Este tipo de contrato de trabajo es el más convencional, y a pesar de que suela creerse que se trata de trabajar 40 horas a la semana, en realidad se trata de 8 horas diarias con descanso. Dentro de esta categoría, podemos encontrar diferentes tipos de jornadas. Por ejemplo, la que trata el tipo de contrato a tiempo completo estándar es la jornada completa, en la que se trabaja de lunes a jueves 8 horas por día. Sin embargo, también se pueden encontrar estas jornadas en un contrato a tiempo completo:

  • Jornada reducida: en este tipo de jornada, a pesar de ser parte de un contrato a tiempo completo, puedes trabajar menos horas debido a una normativa especial a la que tu perfil se ajusta.


  • Jornada partida: en una jornada partida a tiempo completo se reparten las horas de trabajo de un día en dos bloques (generalmente uno por la mañana y otro por la tarde), y se asigna una hora de descanso entre ellos.


  • Jornada continua: en este tipo de contrato de trabajo a tiempo completo, se realizan pequeñas pausas entre las 8 horas trabajadas.


  • Jornada por turnos: este tipo de contratos de trabajo son generalmente ofrecidos por aquellas empresas que necesitan ofrecer un servicio de 24 horas a sus clientes.


  • Jornada en días festivos: esta jornada simplemente se trata en que en el contrato se especifica que el empleado deberá trabajar algunos días festivos también.


  • Jornada nocturna: como su nombre indica, se trata de una jornada que suele comenzar a las 10 de la noche y terminar a las 6 de la mañana.


Contrato a tiempo parcial


¿Cuál es la diferencia entre un contrato a tiempo completo y uno a tiempo parcial? Un contrato a tiempo parcial, o de media jornada, no alcanza la cantidad necesaria de horas para ser considerado un contrato de trabajo a tiempo completo. Aunque no haya una fórmula específica de horas para que se considere un contrato parcial o no, en general el gobierno intuye que se trata de este tipo de contrato de trabajo comparando con la cantidad de horas que otro trabajador similar ejerza en la misma empresa.

Es muy importante que tengas en cuenta que en un contrato a tiempo parcial se deben especificar por escrito el número de horas diarias / semanales / mensuales / anuales que el empleado trabaje y su distribución. De lo contrario, será considerado como un trabajo a tiempo completo.

Este tipo de contrato a tiempo parcial es muy común entre los estudiantes debido a las ventajas que hemos listado más adelante. ¡Simplemente es perfecto para crecer mientras se gana un poco de dinero extra!


Contrato de trabajo por horas


El término de un contrato por horas en realidad se superpone bastante con el del trabajo a tiempo parcial. Esto es debido a que si buscamos su definición, nos encontramos con que también se trata de un contrato de trabajo en el que su duración es menos en cuando a horas comparado con los de jornada completa. A esta explicación le podemos añadir que también se puede tratar de un contrato de trabajo con duración continua en el tiempo durante menos de un mes. Esta duración puede ser temporal o indefinida.

Para que puedas entender un poco la diferencia entre un contrato a tiempo parcial y el contrato por horas, debes tener en cuenta las diferencias que suponen para la empresa en sí. Para que una empresa pueda ofrecer un contrato por horas, no podrá aumentar el número de horas mensuales por más de un 30% de lo acordado. Este tipo de contratos se suelen ofrecer en cortos periodos de duración (como por ejemplo en fines de semana o determinados festivos), y no se pagan ni las vacaciones ni las incapacidades. Por lo tanto, si tienes un contrato por horas, ¡deberás encargarte de pagar la seguridad social por tu propia cuenta!


Contrato temporal

¿En qué consiste un contrato temporal? En un contrato de trabajo temporal se establece una relación laboral por un tiempo determinado, de jornada completa o parcial. El contrato temporal podrá realizarse de manera verbal cuando su duración sea inferior a cuatro semanas y de jornada completa. Además, en algunos casos de este tipo de contrato de trabajo, empresas y trabajadores se podrán beneficiar de incentivos a la contratación dependiendo de la situación. Si se le da un uso injustificado, entonces será considerado como un contrato de trabajo indefinido.


Contrato verbal


Un contrato verbal es aquel en el que no hay ningún documento por escrito que contenga las condiciones laborales que se hayan pactado de manera previa verbalmente entre el empleador y el trabajador. Por excelencia, este tipo de contrato de trabajo se considera de término indefinido, y no se pueden realizar periodos de prueba.

¿Cómo se pueden demostrar los contratos verbales entonces? Existen varias maneras de demostrar la validez de un contrato verbal. Entre ellas, encontramos:

  • Testigos que hayan estado presentes durante la celebración del acuerdo del contrato verbal.

  • Pruebas que demuestren intención de contratación.

  • Hechos de celebración.

  • Documentos (por ejemplo: recibos bancarios, facturas, o emails).


Ventajas de cada tipo de contrato de trabajo


A tiempo completo A tiempo parcial Por horas Temporal Verbal
Seguridad en ingresos mensuales Flexibilidad horaria Trabajas con mucha menos frecuencia Proceso de selección más corto Fácil de arrendar
Comodidad Menos estrés Ganar experiencia Para personas muy buenas en proyectos específicos Simplicidad del contrato
Mayor prestación por desempleo Experiencia laboral Buena manera de alcanzar contrato indefinido Oportunidad de pasar a contrato permanente Posibilidad de incorporación inmediata
Mayor enfoque Compatibilidad con estudios y otros trabajos Incorporación e integración inmediata


Antes de firmar cualquier contrato, te aconsejamos saber lo básico sobre cada tipo de contrato. Por ello, esperamos que este artículo te haya sido de gran utilidad. ¿Buscabas información sobre el contrato en prácticas o ser autónomo? En nuestra guía de formación profesional también tenemos artículos sobre estos tipos de contratos.

¿Estás motivado y prefieres lanzarte al río y hacer una búsqueda de trabajo? Explora nuestras ofertas de trabajo aquí en StudentJob.


Todo sobre Contratos de trabajo