Baja por embarazo

Información correcta desde Enero de 2020

Si estás embarazada o tu pareja lo está, ¡enhorabuena! Ahora deberías saberlo todo sobre los derechos de baja por embarazo. Todas las mujeres embarazadas tienen derecho a solicitar baja por embarazo, al igual que el padre del niño en cuestión. Además de la baja por maternidad o paternidad en sí, hay otros muchos más derechos de las embarazadas que puede que se te estén escapando. ¡Sigue leyendo para que no se te resistan!


Baja por maternidad


¿Cuánto dura la baja por maternidad?


Toda mujer embarazada tiene derecho a una baja por maternidad de 16 semanas en total, a no ser que esté en el paro. De esa totalidad de semanas de baja por embarazo, 6 de ellas deberán disfrutarse de manera ininterrumpida e inmediata después de dar a luz. Por cada hijo adicional, se le añadirán 2 semanas más.

Si eres una mujer autónoma, puedes seguir disfrutando de la baja por maternidad. Aunque seas tu propia jefa, ¡podrás seguir cotizando! Sin embargo, deberás cumplir ciertos requisitos de cotización previa según tu edad. Por ejemplo, si eres una mujer embarazada menor de 21 años, no deberás cumplir ninguna condición; pero si tienes más de 26, deberás haber cotizado al menos 180 días en los últimos 7 años o 360 en tu vida. Si tienes entre 21 y 26 años, deberás haber cotizado al menos 90 días en los últimos 7 años para disfrutar de tu baja por maternidad.


Baja por paternidad


¿En qué consiste la baja por paternidad?


Los padres también tienen derecho a acompañar a la mujer embarazada en el proceso y disfrutar de su recién nacido. La baja por paternidad es de 12 semanas en total, de las cuales 4 deberán ser disfrutadas ininterrumpida e inmediatamente tras el parto. Gracias a los avances en la sociedad, el derecho a baja por paternidad está evolucionando, y aunque la última ley que le concierne haya sido muy reciente (Real Decreto Ley 6/2019), se esperan más modificaciones en 2021.


Derecho a ausentarse y baja por IT


Estar embarazada no es un proceso fácil y pueden darse complicaciones. Cada embarazo es diferente, por lo que todo depende de cómo tu cuerpo lidie con él, y por eso tienes derecho a ausentarte del trabajo. Por ejemplo, si has desarrollado una enfermedad por el embarazo o tienes algún otro motivo justificado, la empresa en la que trabajes no puede hacer nada en contra tuya.

Además, existe la baja por IT (Incapacidad Temporal), que podrás solicitar a diferentes alturas del embarazo según el tipo de actividad laboral que tengas. Esta baja por incapacidad temporal se debe solicitar al médico de cabecera, y el concepto se diferencia de la prestación de riesgo durante el embarazo. Esto es porque, mientras que en la prestación de riesgo durante el embarazo pone en riesgo la vida de la madre o del feto por el tipo de trabajo en sí; la baja por incapacidad temporal es ajena a la relación temporal.


Permiso por el cuidado del lactante


¿Qué es el permiso por el cuidado del lactante?

El derecho de permiso por el cuidado del lactante consiste en poder reducir la jornada una hora o dos veces media hora al día o acumular estos descansos si la empresa te lo permite. Sólo uno de los progenitores podrá disfrutar de este derecho, y tiene como finalidad poder permitir una ausencia del trabajo o reducir la jornada del lactante hasta que el menor cumpla 9 meses. Esto cambiaría si el parto, la adopción o el acogimiento fueran múltiples.


Informar sobre el embarazo


Realmente la ley no te obliga a informar sobre el embarazo, pero es aconsejable hacerlo por todos los riesgos de salud que puedas experimentar en el trabajo. Sin embargo, es normal que mantengas un debate contigo mismo/a; ya que hay empresas que cuidan a los trabajadores mientras que otras puede que ejerzan presión para que dejes la empresa. Si la segunda situación se da, debes hablar con un abogado de inmediato.

Es ilegal que te despidan por estar embarazada. Es más, si te despiden, el juez dará como nulo el despido de ser esa la razón por la que lo declaren. Lo que sí que es legal es que no renueven tu contrato de trabajo temporal durante tu periodo de embarazo.



Volver a trabajar después de tu baja por embarazo no es sencillo. Así que, idealmente tu jefe será comprensivo y flexible contigo. Por eso, tómatelo con calma y disfruta de tu recién nacido todo lo que puedas aprovechando la baja por maternidad y paternidad. De hecho, podrías pedir a tu jefe trabajar desde casa de vez en cuando para poder volver a la rutina de una manera más suave.

Si tu nuevo hijo/a demanda más tiempo del que tu empresa te permite tomarte o no consigues compaginar tu horario con el del otro progenitor, igual necesitas buscar otro tipo de trabajo. Por ejemplo, podrías buscar trabajo de fin de semana o trabajos desde casa que te permitan pasar más tiempo en tu hogar con el recién nacido. También podrías echar un vistazo a los diferentes tipos de contrato de trabajo para saber cuál es la mejor opción para ti.


Todo sobre Derechos laborales