STUDENTJOB BLOG

Girl_working

Aún hay estudiantes reticentes a este tipo de enseñanza porque creen que no recibirán la atención personalizada que recibirían en clases particulares o en una escuela hasta la falta de disciplina o de motivación. En este artículo desmontamos todas estos pensamientos y te contamos por qué aprender idiomas online es lo que necesitas en este momento. 




Entonces, ¿por qué aprender idiomas online?

 

  1. En primer lugar, es una manera divertida y educativa de estudiar, ya que los métodos basados en la tecnología proporcionan un ambiente de aprendizaje interactivo y dinámico.
  2. En segundo lugar, harás un mejor uso del tiempo. Cuando asistes a clases presenciales en una escuela, existe una barrera temporal y espacial que puede llegar a convertirse en un gran obstáculo si dispones de poco tiempo o estás muy agobiado con el trabajo u otras cosas. Estudiar online te da una flexibilidad que ningún otro método de aprendizaje te dará: podrás adaptar tus horarios de aprendizaje a tu rutina y estudiar cuando y donde quieras.
  3. Finalmente, y aunque te parezca extraño, el método online es mucho más personalizado

 

Gracias a todas las herramientas que existen hoy en día, es muy fácil crear y compartir materiales y adaptarlos o personalizarlos según tus necesidades e intereses. Además, la experiencia de aprendizaje es mucho menos lineal ya que te permite establecer prioridades. 

 

Quizá quieras centrarte en una habilidad concreta, como la expresión oral o la comprensión auditiva; quizá quieras saltarte algunas lecciones para ir directamente a la que crees que te será más útil. Sea cual sea tu necesidad, podrás adaptar el aprendizaje online a tus intereses y necesidades personales.

 

 

¿Cómo aprender un idioma online y por mi cuenta?

 

Tienes que tener en cuenta que cuando decides estudiar por tu cuenta, no tienes un profesor detrás diciéndote constantemente lo que tienes que hacer, dándote deberes, motivándote, etc. La responsabilidad recae en ti, tú tendrás que ponerte tareas, motivarte, dedicar unos minutos al día al estudio y práctica… Dicho esto, como ya hemos comentado anteriormente, ¡obtendrás muchos otros beneficios y ventajas!

Para que el aprendizaje online sea todo un éxito, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

 

  • Definir un objetivo

Para poder buscar los mejores recursos y herramientas, tienes que saber primero por qué quieres aprender ese idioma. Tienes que definir un objetivo y este tiene que ser concreto. 

 

  • Hacer cosas que te gusten

Si el progreso que ves no es el que esperabas, es posible que te desmotives y pierdas las ganas de seguir estudiando. Por eso es muy importante aprender un idioma haciendo cosas que nos gustan: leyendo, mirando series o películas, usando las redes sociales, hablando con nativos mientras te tomas una cerveza... ¡hay mil opciones diferentes!

 

  • Inspirarse en otros compañeros

Si nunca has estudiado un idioma con anterioridad, quizá no sepas dónde dirigirte para encontrar recursos o herramientas. Internet está lleno de ellos, y hacer una selección puede convertirse en una auténtica pesadilla. ¡Pero no estás solo! Miles de estudiantes han optado por el método online antes que tú y muchos de ellos han documentado su experiencia en Internet. Sigue a estas personas, entra en foros y pregunta, así obtendrás las respuestas a todas las preguntas que te has estado haciendo y encontrarás aquellos recursos que mejor se adapten a tus necesidades e intereses. 

 

 

¿Puedo aprender idiomas usando las redes sociales?

 

¿Alguna vez te has preguntado cuánto tiempo pierdes cada día en las redes sociales? 

Debido a cómo dominan las redes sociales nuestras vidas hoy en día, queremos darte herramientas para hacer que este “tiempo perdido” juegue a tu favor en cuanto al aprendizaje de idiomas.

 

1. Suscríbete a personas o páginas que hablen el idioma que quieres aprender

Ya sea en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube… no importa. Empieza a seguir a gente que hable la lengua que quieres estudiar y, por supuesto, interactúa con ellas.

 

 

2. Sigue a expertos y entusiastas de la lengua

Hay muchos nativos o gente no especialista en lenguas que sigue a expertos en la materia. Tú también puedes hacer lo mismo, al igual que puedes seguir a políglotas famosos para aprender de ellos y saber qué trucos usan para dominar tantos idiomas. Hablamos de gente como Luca Lampariello o Benny Lewis.

 

aprender

 

3. Únete a grupos de lenguas en Facebook

Quizás eres más fiel a Facebook. En ese caso, tienes que saber que también hay un montón de grupos de lenguas en esta red social. ¡Únete a tantos como puedas! Así, cada vez que mires el móvil verás una o más publicaciones interesantes sobre el tema. Además, entrarás en contacto con otros estudiantes de idiomas o personas interesadas en la materia. 

Puedes compartir tus objetivos de aprendizaje con los otros miembros del grupo para que estos puedan animarte y preguntarte cómo lo llevas. ¡Acuérdate de motivar tú también a otros estudiantes!

 

 

4. Mira vídeos de YouTube en la lengua que quieras aprender

En YouTube hay millones de vídeos colgados, y cada día se publican miles de nuevos. Mira todos los que quieras siempre y cuando estén en el idioma que quieres aprender. Y con mirar vídeos no nos referimos solo a sentarte de delante de tu ordenador a escuchar. ¡Hay muchas más maneras de mirar vídeos en YouTube!

Imagina cocinar un plato de pasta con una persona dándote las instrucciones en italiano a través de YouTube; o mirar los resúmenes de las jornadas de fútbol de la Premier League en inglés mientras aprendes el argot del mundo de los deportes. Piensa también en los beneficios que puede tener esta práctica para tu pronunciación.

 

Si te suscribes a un canal, puedes familiarizarte con el acento de esa persona, observar los movimientos de su boca y repetir lo que dice de la manera más parecida posible. Por último, esta plataforma cuenta con varias funciones que te resultarán muy útiles si tienes un nivel inicial. 

En primer lugar, la mayoría de los vídeos cuentan con subtítulos y, en segundo lugar, tienes la opción de reducir la velocidad de reproducción si así entiendes mejor el contenido. 

 

 

5. Cambia el idioma de los menús en Netflix:

Si no eres usuario de redes sociales pero eres adicto a series y películas, una buena opción es usar plataformas como Netflix para mejorar tus competencias lingüísticas. 

Un primer paso es cambiar el idioma de los menús en la página web y ponerlos en la lengua que quieras aprender, así, tendrás que leer todos los argumentos de las películas y series y todos los menús en dicho idioma, con lo que estarás constantemente practicando tu comprensión lectora. No hace falta decir que, además, podrás ver todos los vídeos en versión original con o sin subtítulos.



 

6. ¡Haz que todo el tiempo perdido sirva de algo!

¿Alguna vez te has preguntado cuánto tiempo pasas “haciendo nada” a lo largo del día? 

Nos referimos a todo ese tiempo que pasas en el autobús, esperando en la consulta del médico, haciendo cola en banco, esperando a que hierva el agua para la pasta… 

 

 

Te proponemos que, en vez de esperar y mirar el móvil, cojas el teléfono y entres en la aplicación de MosaLingua para aprender algunas flashcards; que leas un artículo corto en tu lengua de estudio o que memorices un verso de tu canción favorita en ese idioma… las opciones son infinitas. 

¡Empieza a hacer que ese tiempo muerto sea productivo y te ayude a dominar el idioma que estás estudiando! 

 


 

Berta es una de las redactoras del blog de MosaLingua. Desde siempre le han interesado las lenguas y por eso se licenció en Traducción e Interpretación. Ahora trabaja a distancia combinando la docencia del español y el catalán con su trabajado como traductora y redactora. Su trabajo le permite viajar mucho, ¡ya ha estado en más de 35 países!

Comparte este artículo

Publica tu comentario

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Populares