STUDENTJOB BLOG

Australia está viviendo una de las mayores crisis naturales de su historia. Desde el mes de octubre del 2019, más de 200 incendios están quemando millones de hectáreas de bosque a lo largo de todo el país. Y no es que los incendios sean un fenómeno desconocido en las antípodas, ocurren todos los años, pero los de este en particular se han vuelto más incontrolables que nunca.


El cambio climático está calentando todo el planeta. Eso ha hecho que se produzcan más incendios que de costumbre este año, que se propaguen con mayor rapidez y que sea más difícil luchar contra ellos, según podía asegurar un artículo de la revista National Geographic. Normalmente, durante el verano (que va de diciembre a marzo) siempre hay incendios en Australia. No es algo raro. Es más, es algo natural y muchos animales y plantas dependen de los incendios para realizar su ciclo vital. El problema de este año viene porque las altas temperaturas (por encima de 40 grados muchos días) y la continuada sequía han hecho que los fuegos sean más difíciles de frenar que nunca.

De hecho, si continúa calentándose el planeta, estos incendios, no solo en Australia, serán cada vez más frecuentes, según los científicos. En total, han ardido ya más de diez millones más hectáreas de terreno, diez veces más que en los terribles incendios que Australia sufrió en 1919 (The Great Fire) o incluso cuatro veces más que en los que sacudieron el Amazonas en el pasado año 2019.

 

Australia burning

 

Han muerto ya 28 personas, hay miles de evacuados y se han quemado más de 1.200 hogares; pero, además, el desastre en términos naturales es toda una tragedia: una tercera parte de los koalas salvajes de Australia (y del mundo, puesto que solo están allí) han muerto y se habla de cifras de 500 millones de animales que han perecido solo en Nueva Gales del Sur, el estado más afectado por los fuegos por delante de Victoria.

El fuego de Australia afecta especialmente a los animales. Algunas especies como los canguros pueden huir de las llamas desplazándose con rapidez, a no ser que se vean atrapados por el fuego. Otras, como los koalas, no tienen esa suerte y, dado que se desplazan muy despacio, suelen perecer en los incendios.

Mueren muchos animales y los que logran sobrevivir pierden su hábitat, por lo que las consecuencias también hacen que estos animales sean vulnerables tiempo después de que se extingan los incendios. Las dimensiones del territorio que se ha quemado son tan grandes que son difíciles de imaginar. Han ardido más hectáreas que las del tamaño de Bélgica o algunos otros países europeos. En un post de Facebook de Oliver Oldfield - Hodge (debajo) se puede comprobar cuánto ocupa la superficie quemada en comparación con otros países europeos como Reino Unido o Irlanda.

 

burnt zones in Australia

 

Ayuda contra los incendios de Australia

Con una crisis tan extendida, el Gobierno de Austrlia ha desplazado a su ejército para poder colaborar con el insuficiente número de bomberos disponibles. También se está ayudando económicamente a los voluntarios que deciden luchar contra las llamas. Toda ayuda es poca, por eso en enero y febrero Go Study Australia, una organización de ayuda para estudiar en Australia, donará 10 dólares a WIRES por cada nueva matrícula recibida.

WIRES (Wildlife Information, Rescue and Education Service) es una asociación que rescata animales heridos o en peligro, les ayuda a rehabilitarse para que puedan volver a su entorno natural. A través de esta iniciativa, Go Study Australia espera llegar a 10.000 dólares de donación total para ayudar a la rehabilitación de los animales afectados por los incendios.

Si quieres ayudar de alguna manera contra los incendios, en Go Study pueden proporcionarte más información sobre con qué organizaciones se puede colaborar a distancia.

Canguro

 

Estudiantes en Australia

Australia es un país de una enorme extensión (casi como toda Europa) y la mayoría de incendios se localizan en zonas rurales del interior. La mayor parte de la población del país se encuentra en las zonas costeras, por lo que la gente que vive en las grandes ciudades (Sydney, Melbourne, Brisbane, Perth, Gold Coast) está segura y realiza su vida normalmente en estos días.

Los estudiantes internacionales que van a Australia suelen residir en estas ciudades, por lo que para ellos no existe el peligro de áreas más rurales. Si quieres saber más sobre cómo ir allí a estudiar y vivir una experiencia, esto puede interesarte.

Además, zonas muy turísticas como la Gran Barrera de Coral no se han visto afectadas por los incendios, por lo que si estás planeando un viaje a esa zona de Australia, no debes preocuparte. La situación es de lo más triste y habrá que ver si el resto del verano permite empezar a controlar los incendios que han conmocionado al mundo.

Comparte este artículo

Publica tu comentario

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Populares