STUDENTJOB BLOG

Noviembre, tercer mes del otoño. Frío y aburrido. Sin embargo, también tiene su encanto. No hace falta que esperes a las navidades para aportar tu granito de arena ya que en los últimos años ha pasado a convertirse en un mes un tanto solidario...

¿Movember?

Todo comenzó en 2003 cuando un par de amigos australianos se plantearon la necesidad de reflexionar sobre la salud masculina a raíz de que otro fuese diagnosticado con cáncer de próstata. Se dieron cuenta del escaso conocimiento que tenían sobre enfermedades que afectan mayormente a los hombres, tales como el cáncer de próstata o testículos, o problemas de salud mental. De manera que decidieron apoyar a su compañero dejándose crecer el bigote durante todo el mes de noviembre para generar concienciación social. Así fue como surgió en movimiento movember (palabra inglesa nacida de la unión entre moustache + november) que consiste en que los hombres se dejen crecer el bigote durante todo ese mes para conseguir generar interés a su alrededor sobre la salud masculina. Esta acción solidaria traspasó fronteras hasta llegar al otro lado del mundo. Por eso a día de hoy, cada noviembre, muchas personas deciden unirse a la causa con el fin de acabar con el desconocimiento que tiene la población masculina.

Hombre bigote movember

Y es que en nuestra sociedad existe una desinformación acerca de la salud a nivel general. Miles de personas se preguntan día tras día qué es el cáncer, ya que realmente nadie nos informa de ello y al final acabamos recurriendo a Wikipedia, cosa que no es muy recomendable. Además, parece que existe cierta “vergüenza” social a la hora de hablar sobre el tipo de cáncer que afecta únicamente a hombres, como es el caso del de próstata y de testículos. Una de las razones es que entre hombres no sacamos el tema; parece que si nos hacemos un chequeo médico para prevenir estas enfermedades y lo comentas, pierdes tu hombría. Tu virilidad se va agotando a medida que un médico te toca los bajos. Supongo que esto se debe a la construcción social que relaciona la masculinidad con los genitales masculinos. Por ello, una de las causas principales de este movimiento es generar sensibilización en la población masculina acerca de la importancia de realizarse exámenes médicos periódicamente con el fin de detectar cualquier anomalía a tiempo y prevenir enfermedades en el futuro. De esta forma, cada noviembre nos unimos a una buena causa y nos dejamos crecer el mostacho.   

Hay muchas formas de unirse, y da igual el estilo que escojas, como si te quieres dejar el bigote mexicano. Lo principal es que sigas el reto con seriedad para que la concienciación sea mayor. Y cuando llegue el final del mes, te lo afeites. Cuando te pregunten acerca de ese cambio de look, explica el movimiento movember y la necesidad de hablar acerca de la salud de los hombres.

Por mi y por todos mis compañeros

El segundo paso es conseguir que los hombres de tu alrededor te apoyen y decidan también unirse a la causa. Tienes que animar a tu círculo de amigos y conocidos para que así esta estrategia de concienciación se extienda y llegue al mayor número de personas posibles. ¿Pero cómo evitamos que se aburran mientras les damos la chapa y conseguimos que se unan? Para ello, puedes seguir estas diferentes estrategias:

A través del deporte. Llevar una vida sana y activa es fundamental para la prevención de estas patologías. Entre tus colegas propón realizar actividades físicas una vez a la semana durante todo el mes de noviembre para generar concienciación a través del deporte. Crear liguillas de fútbol los domingos puede ser una buena excusa para unirse, pasar un buen rato y además realizar ejercicio físico. También puedes proponer hacer rutas de senderismo o en bicicleta.

Todo el mundo es bienvenido. Si tienes amigas o compañeras ¡son bienvenidas a unirse! Pueden apoyar y ayudar a motivar a tus compañeros para que se dejen crecer el bigote. Otra opción es que utilicen sus objetos cotidianos con motivos o dibujos de bigotes: la funda del móvil, camisetas, agendas, etc.

Dos jovenes bigote pelo

No cuentes historias, compártelas. Las redes sociales pueden tener un papel fundamental en esta campaña ya que son herramientas motivadoras e incitan a “copiar” al prójimo. Además es una buena forma de darle visibilidad a la acción entre tus seguidores y conseguir extender esta causa poco a poco.También puedes compartir la evolución de tu bigote; utiliza GIFs, filtros o hashtags relacionados en tus selfies y fotos. Cualquier acción que realices en grupo, compártela. Puedes conseguir dar ejemplo a otras personas o grupos de amigos; lo fundamental es extender la idea, no atribuírsela. 

Puede parecer una tontería de causa, que se hace por postureo. Te puede dar vergüenza dejarte crecer bigote o realizar alguna de estas acciones, pero si sirve para conseguir salvar alguna que otra vida y para informarse de qué le puede ocurrir tanto a tu familia/amigos como a tí mismo, creo que merece la pena. Piensa que tu nuevo look será un símbolo contra el cáncer. Olvídate de lo que pueda opinar el resto, cualquier aportación a esta acción, por pequeña que sea, es válida.

Comparte este artículo

Publica tu comentario

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Populares