STUDENTJOB
BLOG


​Artículo

Cómo triunfar en tus prácticas

Por StudentJob España en 22-06-2018

Realizar unas prácticas durante tu etapa de estudiante o recién graduado es uno de los pasos fundamentales hoy en día para iniciar tu carrera profesional.

Casi obligatorias en todos los centros educativos del país, puede suponer para algunos un quebradero de cabeza el proceso de búsqueda y la escasa remuneración o inexistente, pero, realizar este tipo de formación hará crecer mucho tu CV, tenlo claro. Además de esto, realizar un entrenamiento profesional de este tipo te asegurará contar con cartas de referencia para tus futuras solicitudes de empleo y te traerá también nuevos contactos.

Conseguir buenas referencias e hilos de contacto siempre será más fácil si consigues dejar huella en la empresa en la que te formes. Es aquí donde surge la pregunta del millón, ¿qué hacer para triunfar y destacar durante tus prácticas?

Infórmate antes de comenzar

Demuestra tu entusiasmo y motivación por trabajar en la empresa. Envía emails y pregunta a tu jefe o manager sobre todo lo que necesites saber antes de incorporarte. Hazle saber las ganas que tienes de comenzar la andadura y no tengas miedo de preguntar todas las dudas que tengas. Pregunta si necesitan algo de tí antes de empezar, ofréceles tu mano o apoyo para cualquier trámite con tus prácticas. Tomar la iniciativa al empezar un trabajo dará una buena impresión a tu futuro jefe.

Otro aspecto a tener en cuenta antes de comenzar es conocer el código de vestimenta. Infórmate sobre la cultura de la empresa y su código. Sabiendo esto, darás una buena imagen el primer día de trabajo.

Llega el día. Trata de llegar 10-15 minutos antes de la hora, de esta manera te mostrarás como una persona puntual, seria, y comprometida con el puesto. Más que nada, porque llegar tarde el primer día de trabajo no es nunca un buen comienzo.

Toma la iniciativa

Durante los primeros días intenta ser lo más proactivo posible. Demuestra tu entusiasmo y toma la iniciativa. Pregunta sobre todo lo que dudes y opina sobre lo que sepas por seguro, pero siempre sin rebasar el límite de sabelotodo. Recuerda que vas a aprender y a formarte, no a dar lecciones.

Toma nota en cada una de las sesiones formativas que te ofrezcan. Si hay algo que les molesta a los managers es que no pongas atención a lo que te explican y sientan que ignoras el esfuerzo que te dedican. Así que toma nota de cada cosa nueva que te enseñen.

Toma la iniciativa sin esperar que te manden a hacer algo cuando estás seguro de algo. Si van a emprender un nuevo proyecto en la empresa y te interesa, asegúrate de mostrar interés y pregunta si puedes participar.

El ser nuevo en la empresa tiene la ventaja de traer frescura y poder aportar nuevas ideas, además de ver las cosas que no funcionan bien de manera más clara.

Trabaja como cualquier otro empleado

Tomate las prácticas tan en serio como si fueras un empleado más. De esta manera, te ganarás el respeto del resto. Por supuesto, siempre con la humildad de un estudiante propio que quiere aprender y acepta críticas, pero involúcrate en tus proyectos tan en serio como el resto, aporta nuevas ideas sin miedo a hablar y a equivocarte .

Aunque te encuentres ante tareas pequeñas o insignificantes, involúcrate al máximo mostrando a tus compañeros que te sientes a gusto, así pronto te vendrán nuevos proyectos y con más responsabilidad para ti.

Propón nuevas ideas

Como cualquier nuevo integrante de la plantilla, verás las cosas desde un punto de vista diferente al resto que ya forma parte de ella. Esto será una ventaja para tí, pues podrás apreciar posibles mejoras en el funcionamiento o aportar nuevas ideas que mejoren los beneficios de la empresa. No tengas miedo a expresar tu opinión pues las nuevas ideas nunca son malas, las cosas cambiarán si deciden seguirla o se quedarán igual si no la toman en cuenta, pero siempre está bien proponer cosas nuevas.

Si tienes en mente una nueva idea o propuesta, trata de fundamentarla y demostrar ante la plantilla que de verdad has trabajado en ella y que será viable llevarla a cabo. Aún así, si  la empresa al final desestima o no apoya tu idea, no te desanimes, seguro tendrás una nueva oportunidad más adelante para demostrar lo que vales. 

Solo trata siempre de mostrar interés y ganas en todo lo que haces. De esta manera, se llevarán la mejor imagen de ti y sin duda dejarás una profunda huella.

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario


Publica tu comentario