STUDENTJOB
BLOG


​Artículo

Cómo evitar la nostalgia en el extranjero

Por Azahara Rodríguez en 14-06-2018

"La vida comienza cuando sales de tu zona de confort". Debes haber escuchado esta frase cientos de veces antes pero, ¿es realmente cierto? Salir fuera, conocer nuevos países y culturas, traerá por seguro muchas aventuras y experiencias agradables, pero a veces puede ser una espada de doble filo, cuando la nostalgia se hace eco durante la vivencia. Cuando este sentimiento aparece, puede traer a la experiencia una pizca de amargura. Por ello, y para evitar que esto ocurra, aquí te dejamos una serie de consejos que harán que la nostalgia se esfume de tus planes.

Únete a grupos de Facebook o prueba a compartir piso

No importa si comienzas la aventura en una nueva universidad, en un nuevo empleo o te mudas al otro lado del mundo, organizar actividades siempre será un buen plan para combatir la nostalgia. Cualquiera que sea el motivo por el que te alejes de los tuyos y salgas de tu zona de confort, una de las mejores ideas para conocer gente y evitar así que la nostalgia aparezca, es unirse a grupos de facebook si cambias de ciudad o de país, por ejemplo. Así, a través de estos, te podrás informar de los eventos que se realicen cerca de ti. Otra alternativa para conocer gente es compartir piso. Tener compañeros de distintos países hará que conozcas diferentes culturas o, incluso, vivir con personas locales, hará que te adentres por completo en su cultura e idioma. Algo muy útil y fácil de conseguir hoy en día, con aplicaciones como badi, por ejemplo. ¡Nada mejor para integrarte en tu nuevo entorno!

Móvil con aplicación de badi en la pantalla

 

Ten una actitud positiva

Centrandote en los aspectos negativos de la vida solo conseguirás atraer amargura. Intenta enfocarte en lo positivo, pues aunque pueda resultar difícil al principio, el poder de la mente guiará por completo toda tu experiencia. Descubrir un nuevo país y conocer gente nueva te hará crecer como persona, así que ten esto en cuenta e intenta aprender todo lo que puedas. Puedes escribir todas las cosas buenas que te vayan pasando en un diario al final del día, o contárselo a tus amigos o familia, hablar con alguien y compartir la alegría siempre te hará sentir mejor.

Mantente ocupado

Si te estás poniendo nostálgico, haz algo divertido como ir a una cafetería, pasear, correr o ver un espectáculo. Por lo general, es bueno hacer algo físicamente agotador, te ayudará a despejar la mente incluso más que leyendo un libro, por ejemplo.

Planifica pequeños viajes y actividades.

Saber que al final de la semana, del día o en unas horas tendrás algo que hacer, algún plan organizado y emocionante, hará que te motives y solo pienses en que llegue el momento con ansia. Ya sea un viaje de un día, solo o acompañado, ir al museo, un paseo en coche o  salir a tomar algo con tus amigos.


Ahorra dinero para un billete de vuelta

Contar con un billete de vuelta te asegurará una fecha para volver a encontrarte con los tuyos y regresar a tu zona de confort. De esta manera, la nostalgia se esfumará o ni siquiera aparecerá pues, tendrás la certeza de volver en un periodo establecido. Aunque nunca has de mentalizarte con una cuenta atrás por volver, pues esto hará que no disfrutes la experiencia 100% si tu mente está pensando todo el rato en volver a casa.  

 

 

 

 

 

Disfruta del momento

Intenta disfrutar de todo lo que haces. Descubrirás muchas cosas nuevas y, es probable que cuando regreses a casa, sientas nostalgia por haber dejado atrás aquella impresionante experiencia. Trata de buscar el lado bueno de cada una de las cosas que esta aventura te ofrece, aunque al principio el cambio pueda parecer un tanto aterrador. Vivir en el extranjero sacará muchas cosas buenas de ti y ten claro que aprenderás también mucho sobre tu persona.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario


Publica tu comentario