Puedes aprender cualquier idioma, estamos hechos para ello

Por StudentJob en 06-07-2017
0 comentarios | 321 vistas

¿Cómo has aprendido tu idioma nativo? Estudiando no, porque para cuando das gramática y vocabulario en clase ya sabes hablar y entender el idioma perfectamente. Si has aprendido tu idioma nativo tan sólo escuchando y hablando, ¿por qué no puedes hacerlo de nuevo con otro?

Hay un prejuicio muy importante con los idiomas, creemos que son difíciles, que tienes que estudiar años y años para poder hablar y entender a nivel “básico”. Es cierto que hay personas mejores y peores con los idiomas, pero como dicen, “cualquier tonto del mundo sabe por lo menos un idioma, así que tan dificil no puede ser”.


Y así es, un idioma no es difícil, es complejo, que no es lo mismo. Por supuesto que hay que estudiar, hay que aprender la gramática básica, la estructura de las frases y vocabulario, pero la inmensa mayoría de un idioma no se aprende estudiando. Un idioma no es una asignatura, es una extensión de una cultura, una sociedad, unas normas y estilos de vida que se expresan mediante el idioma mismo.

Es por eso que la mejor opción es ir a vivir y trabajar o estudiar al país de origen del idioma que has empezado a aprender, es la manera más rápida y efectiva de aprenderlo. Un par de años expuesto al idioma en todo momento, superan a un par de décadas de estudio. El objetivo es replicar lo que experimentaste de bebé, escuchar, conectar conceptos, entender y al final poder comunicarnos nosotros mismos. Vivir el contexto que rodea a esa nueva palabra que has escuchado ayuda a que se memorice más fácilmente y la recuerdes.

Si la opción de ir a vivir al extranjero no es posible, consumir la mayor cantidad de contenido posible en ese idioma es tu mejor opción, películas, series, noticias, vídeos, podcasts...cualquier cosa. Elimina toda influencia posible de tu idioma nativo, y acostumbra a tu cerebro a escuchar constantamente el nuevo idioma.

El cerebro está hecho para aprender idiomas, es parte de nuestro ser, escuches el que escuches, con constancia, tu cerebro se acabará adaptando al que tome más tiempo de tu día. No verás mucha diferencias en 2 semanas o 6 meses, pero siendo constante, llegará un día no muy lejos, en el que ni te darás cuenta de que lo que estás escuchando o leyendo no está en tu lengua materna. Y todo sin estudiar demasiado.

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario