¿Cómo vestirse para una entrevista de trabajo?

Por Trendhim en 20-06-2017
0 comentarios | 1014 vistas

Cuando encontramos una oferta de trabajo que nos interesa empieza un proceso que está dividido en diferentes etapas. La primera es preparar el currículum para la oferta en cuestión. Cuando ya hemos enviado nuestra solicitud, la espera se hará larga, aunque tarden 2 días en responder, así que os proponemos utilizar este tiempo en averiguar lo máximo posible sobre la empresa.


Es importante saber mucho sobre la empresa por dos razones. La primera es que, si nuestro currículum es seleccionado, pasaremos a la ronda de entrevistas, y en este momento debemos demostrar que, aparte de estar capacitados para el trabajo, conocemos la empresa, su estructura, sus objetivos y sus valores. La segunda razón es que debemos ir correctamente vestidos para la entrevista, según el “dress code” de la empresa.

¿Por qué es importante ir vestido según el código de vestimenta de la empresa?

Después de largos procesos de selección, donde si somos de los afortunados, por fin podremos demostrar que somos el candidato ideal para el puesto, llegará la entrevista. En esta aparte de demostrar nuestras habilidades también daremos una primera impresión sobre nosotros mismos.

Esta primera impresión consistirá en nuestra manera de expresarnos, nuestro lenguaje corporal pero también por nuestra vestimenta.

Una vez comprobado el código de vestimenta, aunque no todas las empresas lo tienen, elegiremos el look para ese día.

Un “dress code” formal

Si el código de vestimenta de la empresa exige un estilo formal, deberemos ponernos manos a la obra y encontrar el traje adecuado.

El traje, consiste de tres piezas, camisa, pantalón de pinza y americana. Lo mejor será que americana y pantalón sean del mismo color y textura. En cuanto el color elegiremos uno de la escalera de grises. El gris se caracteriza por ser un color soberbio y elegante. La camisa puede ser de manga larga o manga corta, dependiendo de la estación del año que nos encontremos, y de color claro, como blanco o azul.

También es importante elegir cuidadosamente los accesorios, para no ir demasiado sencillos o demasiado cargados. En este caso con una corbata lisa, o con estampados sencillos, y un reloj de pulsera, será suficiente.

Si nos va el estilo “dandy” también podemos llevar un pañuelo de bolsillo. Este es mejor si es de un color que combine con la corbata.

Con unos zapatos de vestir, completaremos el look.

Un look más desenfadado pero formal

Si en la empresa donde solicitamos el empleo, no se rigen por un “dress code” formal, pero se tiene que ir arreglado, tendremos en cuenta lo siguiente.

En este caso podemos elegir también un traje, pero ya no será necesario que la americana sea del mismo color que el pantalón, tampoco que el pantalón sea de pinza.

Podemos elegir un pantalón chino, de color marrón, gris o azul, por ejemplo. O uno tejano también de esos colores. El color denim lo apartaremos aún para un look más casual.

En este caso, una camiseta también será una buena opción, pero lisa, sin ningún tipo de estampado, o si lo tiene, muy sencillo.

De accesorios llevaremos un reloj de pulsera y si nos gustan, podemos llevar alguna pulsera, pero sencillas, sin muchos abalorios.

En cuanto a los zapatos podemos llevar algo más casual, pero sin perder la elegancia del resto del conjunto.

 

Estilo nórdico, totalmente casual

Gracias a la globalización de los mercados, es mucho más fácil que las empresas tengan más de una sede, y esta se expanda hacía otros mercados. Si topamos con una empresa nórdica lo más seguro será que su código de vestimenta sea casual. Esto no quiere decir que podamos ir en chándal, pero tampoco será necesario vestir traje, camisa y corbata.

Para este tipo de empresas podemos elegir un look compuesto por unos tejanos y una camisa, por ejemplo.  O una camiseta sencilla con un pantalón de lino. También serán perfectos los polos, con un pantalón vaquero.

Los zapatos pueden ser también “casuals”, así que unas sneackers no quedaran fuera de juego, también unos mocasines.

En cuanto a pendientes, debemos ser cuidadosos, y sea cual sea el look que elijamos, si llevamos pendientes, estos deben ser sencillos, pequeños, y que no llamen mucho la atención. En muchos casos, estos no están aceptados como un accesorio cotidiano para chicos, así que según consideremos, será mejor que nos los retiremos para la entrevista.

Sea cual sea el look que elijamos para la entrevista, lo más importante será como nosotros nos sintamos. La confianza en nosotros mismos se transmite y será algo que el entrevistador notará. Siéntete seguro tanto de tus conocimientos como de tu forma de vestir, así tendrás mucho de ganado, por que la actitud ante una situación también es una habilidad evaluable en una entrevista. 

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario