¿Qué pasó en Limerick, Irlanda? Mi año Erasmus

Por Ana Ramírez Maraver en 01-05-2017
0 comentarios | 567 vistas


Normalmente hay ciertas expectativas que uno se plantea cuando va a ir bien a estudiar fuera o a hacer prácticas: mejoraré mi inglés; viajaré a todos estos países; sacaré mejores notas. O todo lo contrario, porque… ¿quién sabe?

Yo decidí hacer mi último año en el extranjero, concretamente en Irlanda; y, aunque tenía ciertos objetivos académicos que al final no puede lograr, creo que cumplí con el resto de expectativas que tenía:


©unsplash.co

Amigos

La universidad a la que fui es muy internacional, por lo que había personas de todo el mundo, prácticamente. Es más, una de mis profesoras de lingüística realizó un estudio de todos los idiomas que se hablaban en el campus de la universidad de Limerick, ¡y los resultados fueron bastante impactantes!

Yo quería hacer amigos de todas partes, pero especialmente de Irlanda. Al haber hecho el grado de Estudios Ingleses, me interesaba mucho esa variedad del inglés. Bueno, en cierto modo, lo cumplí, pero ahora puedo decir que tengo unos maravillosos amigos de Japón y Suecia, y una gran familia en Brasil que pienso y espero durarán para siempre. Además, todas las personas que conocí tienen una educación distinta a la mía, por lo que pude aprender sobre otras carreras y ¡ahora incluso nos ayudamos y hacemos colaboraciones según nuestras carreras!

Universidad

Al principio tenía un poco de miedo por este tema, ya que pensaba que no iba a estar lo suficientemente preparada para afrontar el nivel académico, pero no fue así. ¡Aprendí muchísimo y sobre diferentes temas! Pude tener asignaturas de lingüística, hacer módulos de traducción, que me encanta, incluso de algo que no estaba para nada relacionado con mi carrera: ¡Cine!

Viajes

Una cosa que tenía clara era que iba a visitar todos los sitios que pudiese, incluso si sólo tenía los fines de semana.

Gracias a los diferentes clubes y sociedades de la universidad, pude visitar algunas ciudades de Irlanda con una sociedad orientada especialmente a viajar con estudiantes internacionales. Visité Dublín, Kilkenny, Galway, y otros sitios típicos irlandeses. Además, otra idea que tenía clara es que quería hacer un viaje por carretera en Irlanda para ver todos esos paisajes por los que Irlanda es conocida, ¡y pude hacerlo! Unos amigos suecos y yo alquilamos un coche y recorrimos la costa oeste de Irlanda, ¡y con un tiempo maravilloso! Pero no sólo viajé por Irlanda, ¡también lo hice por Europa! Y creo que lo mejor de viajar es la gente con la que lo haces. Viajé con españoles a veces, con suecos, brasileños, japoneses, y ¡gente de todas partes! Pienso que te da otra perspectiva y aprendes mucho sobre otras culturas.


Trabajo

Mi idea era estudiar a tiempo completo y trabajar a tiempo parcial al mismo tiempo, pero al final descarté la idea, ya que fui de Erasmus estudios, pero también realicé mis prácticas allí. Pero al final me llevé una gran red de contactos de la universidad y experiencia en ciertos sectores que me interesan. Trabajaba como una especie recepcionista en un sitio orientado para aprender idiomas en la universidad, y también como auxiliar de conversación en clases individuales. Y, además, encontré un programa para estudiantes internacionales donde escribía blogs sobre mi experiencia y fotos en Instagram y Snapchat.

Fue un año increíble en el que aprendí muchas cosas y estoy muy contenta con cómo fue todo y todas las personas y culturas que conocí. ¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¿Tenéis pensado iros de Erasmus o Séneca?


Ana Ramírez Maraver

Graduada en Estudios Ingleses

Sevilla

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario