Los 5 consejos de universitario para no derrochar dinero

Por Gemma Creixell Guardiola en 15-02-2017
0 comentarios | 510 vistas

Todo aquel que haya ido a la universidad sabrá que la vida universitaria ofrece grandes libertades, pero también implica aprender a gestionar nuestros gastos con el fin de evitar llegar a fin de mes con el bolsillo totalmente vacío y teniendo que vivir a base de bocadillos hechos con pan de molde y jamón envasado. A continuación, exponemos 5 recomendaciones para prevenir el “agujero en la mano”:

Préstamo de documentos como alternativa a la compra

Lo que nadie dice a los alumnos de primero de carrera es que no hace falta comprar todos los libros que la universidad pide. Frecuentemente, lo que termina pasando es que los primerizos acaban el año con el escritorio lleno de libros que nunca más leerán. Una alternativa más cómoda y ecológica es consultar si los documentos se pueden encontrar en la biblioteca o bien en archivos de uso gratuito en Internet, así puedes devolverlos una vez has terminado de usarlos. Si el material que necesitamos no se encuentra a nuestro alcance, puedes optar por comprarlos y más tarde revenderlos a otros estudiantes que puedan necesitarlos.

El café, en un termo. Y el desayuno, en la mochila

“A mí no me gusta el café” es una frase que he oído a gente de instituto. Yo les respondo: “Tú espera y verás”. Porque si una cosa tiene la universidad, es que hace que hasta el más inteligente termine enganchado a la bebida marrón y amarga para superar las noches anteriores a un examen y las mañanas después de salir de fiesta. En lugar de coger el café en el bar de la facultad, invierte en un buen termo y prepáralo antes de salir de casa cada mañana. 1 euro cada día durante todo el curso es mucho.

Además, prueba a llevarte el bocadillo hecho, una pieza de fruta o unos snacks y evitarás gastar dinero del desayuno y esos kilillos de más que has ganado desde que has empezado la universidad, que no sabes de dónde han salido, pero te comes un cruasán de chocolate del bar de la facultad cada día.

El carné joven ofrece descuentos

Acuérdate de aprovechar las ventajas del carné joven. Hay descuentos y gratuidad en numerosas actividades y centros de ocio en toda España: enséñala en la taquilla de los cines, museos, conciertos y actividades deportivas. ¿Sabías que hay tiendas donde también te ofrecen descuentos? Sácala y llévate una rebajita por la cara.

Vende tus apuntes antiguos

¿No os da pena que vuestro gran esfuerzo por hacer apuntes bonitos y llenos de esquemas se vayan al pozo del olvido una vez habéis terminado una asignatura? En Internet hay numerosas páginas de compra y venta de apuntes. Como mejores sean y más descargas tengan tus apuntes, mayor será la cantidad que ganes por ellos. Puébalo y permite que posteriores estudiantes puedan usarlos o el típico compi al que no has visto el pelo desde la primera clase.

Busca el bono de transporte más adecuado para tu caso

Para ahorrar dinero en transporte, en cada comunidad autónoma hay distintos tipos de tarjetas mensuales o trimestrales idóneas para los que usan el transporte público frecuentemente. Busca entre los distintos bonos que ofrece el servicio de transporte público y escoge el que te salga más económico. ¿Puedes llegar en bicicleta? Ya no tienes excusa para no hacer ejercicio. No será necesario que te apuntes al gimnasio: universidad y gimnasio 2 en 1.

Gemma Creixell Guardiola

Estudiante de Periodismo

Barcelona

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario