Interculturalidad para sobrevivir en tu experiencia internacional

Por Daniela López López en 08-02-2017
0 comentarios | 531 vistas

“Deja que el mundo te cambie y podrás cambiar al mundo”, Ché Guevara en sus viajes por Latinoamérica.

Cuando se viaja a otro país por estudios, por trabajo o por cualquier otra razón, existen algunas reglas básicas para hacer esa experiencia un poco menos complicada.

Básico cuando se llega a otro país es ser esencialmente observador; abrir bien ojos y odios para captar todo lo que hay alrededor. Una parte fundamental en los viajes es el aprendizaje cultural que aportan a la vida personal y profesional. Aunque se esté allí para estudiar o trabajar y se deba centrar toda la atención en ello, es importante nunca dejar de lado hacer vida social.

Si ya estás en una nueva ciudad, lo hayas planeado por meses o haya salido en un instante, es momento de dejar todo atrás y concentrarse en las cosas que te harán sobrevivir.

Se flexible con tus hábitos y estilos de vida: Recuerda que estás en un nuevo lugar y la idea es adaptarse, porque como dice el dicho: “a la tierra que fueres haz lo que vieres”.

Dónde vivir: Junta todo tu dinero y busca un techo para pasar las noches y no terminar bajo un puente. Existen cientos de opciones con pisos de estudiantes en donde ofrecen todos los servicios, pero suelen ser más caros. Si realmente estás preparado para salir debajo de la falda de mamá, entonces busca un lugar en donde ofrezcan lo mínimo, donde tú tengas que cocinar, lavar tu ropa y limpiar tu habitación. Los pisos de estudiantes son la mejor manera de hacer amigos en un instante, pues ahí es donde están otros como tú que decidieron migrar.

Comida: No vayas por lo que sueles consumir cuando estás en casa, siempre busca lo más económico, no te fijes mucho en las marcas, al final de cuentas el agua la sacan del mismo pozo.

Busca medios de transporte: Un mapa del metro es imprescindible, o existen diferentes Apps del transporte público que harán la vida más fácil. Si estás en una ciudad pequeña, mejor aún, puedes caminar a todas partes y así ir conociendo el lugar donde vas a vivir.

©unsplash.com

¿Trabajr?, es una opción que no debes descartar. Existen diferentes opciones para ello, por ejemplo: en StudentJob hay cientos de ofertas que se adaptan perfectamente a las necesidades de los estudiantes, sobre todo cuando se busca un poco de independencia económica, es cierto que muchos queremos tener un empleo relacionado a nuestras carreras, pero también es una realidad que actualmente hay campos laborares más fructíferos que otros, por lo tanto, es de sabios virar hacia donde haya opciones.

Lo importante en los viajes cuando se es relativamente joven, porque siempre se puede ser joven de espíritu aunque se tengan 100 años encima, es la capacidad de sorprendernos, de abrir nuestra mente y corazón, de empatizar con lo que vemos y de adentrarnos lo más profundo que se pueda en la cultura y en las costumbres, porque de ahí es de donde aprenderemos a ser más interculturales.

Aventurarse a comer, beber, probar y aprender todo cuanto podamos y cuanto nos ofrezca esa nueva cultura. Sobrevivir es difícil, pero somos una de las especies que más se ha podido adaptar a todos los entornos, así que, aunque se tengan infinidad de dudas ante la decisión de migrar o no. Yo recomendaría atreverse.

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario