Pero usted no tiene experiencia...

Por Francesc Gelida en 11-12-2016
0 comentarios | 1252 vistas

Cuando se finalizan unos estudios, a menudo, no se tiene demasiada experiencia en la profesión estudiada. Como mucho, prácticas o alguna experiencia relacionada. Es entonces cuando te “matan” en una entrevista y te dicen, “pero es que usted no tiene mucha experiencia”.

Este comentario se repite frecuentemente en entrevistas a personas con poca experiencia o en el momento de dejar un currículum a alguien de una empresa que nos interesa.


En el caso de estar en una entrevista, ¿por qué nos hacen este comentario? ¿Qué buscan si ya estamos en la entrevista y han visto el currículum y, por tanto, nuestra experiencia y formación?

Nos puede gustar más o menos este estilo de comentarios o preguntas en la entrevista, pero eso no evita que la hagan. ¿Qué hemos de hacer?

Este comentario puede ser una reflexión en voz alta sobre las dudas que les genera la poca experiencia del candidato porque, aunque ya lo sabían, han entrevistado o entrevistarán a otros con más experiencia. A veces, deja de ser una reflexión para ser, más bien, una provocación para ver la reacción y la capacidad de venta del candidato. No olvidemos que hay trabajos en los que competencias como la resolución de problemas, la capacidad de trabajo bajo presión, la venta personal y las capacidades comunicativas son esenciales para ese puesto. Una forma de valorarlo es mediante estas preguntas que ponen contra la espada y la pared.

Lo que está claro es que tienen dudas con nuestra candidatura y quieren que ofrezcamos algo que aún no han visto. Esa ha de ser la oportunidad de dar lo mejor de nosotros. Hemos de pensar en cómo somos trabajando, qué podemos ofrecer que les vaya a interesar de nuestra forma de trabajar. Si no hemos trabajado, tenemos pistas en otras facetas: los estudios, nuestra vida familiar, prácticas, voluntariado

Tenemos formas de hacer distintas. Eso es lo que hemos de vender: qué nos define. Y después, de todo lo que nos define, escoger aquellos aspectos que puedan ser interesantes para ese trabajo en concreto. Para un trabajo administrativo sin atención al público puede interesar más nuestra capacidad de gestión y organización que nuestras habilidades persuasivas y de venta.

Y no digamos lo que dice todo el mundo o lo que se da por supuesto a un trabajador: puntual, responsable y trabajador. No nos quedemos en la superficie. Busquemos más. Seamos únicos, sinceros y certeros en lo que nos define. Eso puede suplir la falta de experiencia.

Francesc Gelida
Consultor desarrollo profesional/ Formador/ Fundador de QQjobs bcn y elcandidatoidoneo.com

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario