¿Cómo sobrevivir a una nueva ciudad?

Por Tamara Teruel Amador en 17-10-2016 0 comentarios | 826 vistas

Esa fue la primera pregunta que yo misma me hice al llegar a Granada cuando realizaba mi año de Séneca, estaba en una ciudad en la que no conocía a nadie y no tenía ni idea de por dónde empezar.
Aún quedaban días para que las clases se iniciasen así que tenía tiempo libre y pese a que soy una persona muy extrovertida ¡Me pareció una tortura esas horas de no tener plan! 
Estoy sola en esta ciudad ¿Qué hago ahora? 

El primer día, decidí buscar las siguientes cosas para tener una idea de cómo moverme y por dónde dejarme caer durante la tarde:
• Un mapa de la ciudad.
• Los puntos más turísticos.
• Las cafeterías más especiales.
• Eventos de esa semana.

Con eso ya tenía suficiente para poder ir organizándome, lo siguiente fue mirar bien los autobuses, puesto que yo vivía bastante lejos del centro el transporte iba a ser algo importante. ¡Sobre todo cuando no te has llevado tu querido coche!
¿Pero voy a ir sola a todos esos sitios? 

Mi gran dilema era ese, ¿voy a ser la rarita que aparece en los lugares sin más? Me imaginaba la cara de las personas que pudieran verme y yo en un rincón saludando incómoda.
Pero, por mucho que nos guste sentirnos únicos sabemos que no somos los primeros en llegar a un lugar nuevo, así que pensé:

 ¿Quién puede acabar de llegar a esta ciudad y se sienta exactamente como yo?
¡Bingo! Los nuevos estudiantes, Erasmus o Séneca. 


¿Y qué les gusta a los estudiantes? 


Si, exactamente, lo primero que se te ha cruzado por la cabeza ha sido la palabra FIESTA y has acertado.
Así que mi siguiente paso, tras haber paseado durante toda la tarde por lo más típico de la ciudad (lo cual si estás en Granada te resultará muy sencillo de encontrar) fue buscar eventos para los Erasmus y para mi sorpresa habían muchísimos. 


Es muy normal encontrarse perdido/a en una situación nueva, pero siempre habrá alguien que pueda aportarte ideas o incluso algo que puedas hacer para distraerte. Como fiestas Erasmus, paseos organizados o incluso tándems de intercambio lingüístico.
Espera, ¿y si quiero conocer a gente desde mi sofá? 

No te aconsejo que esta sea tu primera opción pero puede ocurrir que te de pereza realmente ir a algún lugar solo/a y que prefieras hacer un contacto previo. Bien, tienes suerte de estar en la época de las apps. 


Existen algunas aplicaciones o páginas web cómo GeoKeda para buscar opciones y planes donde conocer a gente con la que puedes hablar un poco por chat antes. Yo la he utilizado y la verdad que he tenido las charlas de cafés más agradables de Granada. 


Pero existen algunas más comunes cómo puede ser Tinder y si, antes de que te precipites a poner la cara de “yo no soy de los/las que usa ese tipo de app”, piensa en la idea de poder quedar tanto con chicos y chicas que se encuentran cerca de ti y que por lo menos van a poder mostrarte un poco más de la ciudad de lo que ahora mismo la conoces. 


¡Ahora sólo te queda empezar! 


No quisiera acabar este post sin decirte que no debes tener miedo alguno a perderte, hacer cosas que normalmente no harías o conocer a gente con la que después no quieras relacionarte más. ¡Estás en una ciudad nueva y nadie te conoce!
Sé tú mismo/a y recuerda siempre los motivos por los cuales iniciaste ese viaje. 
¡Disfruta la experiencia y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo con tus amigos!

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario