Sí, compartiré piso, pero… con amigas o con desconocidos?

Por Beatriz Vivas en 23-08-2016
0 comentarios | 704 vistas

Compartir piso, lo mires por donde lo mires, siempre es una aventura. Abandonas el confort de vivir en tu casa, rodeada de las personas con las que te has criado y con las que has aprendido a convivir a lo largo de toda tu vida para hacerlo con personas con las que no lo has hecho nunca.

Tus futuros compañeros y compañeras de piso pueden ser amigos o completos desconocidos, así que hay diferentes maneras de encarar una buena convivencia dependiendo de la relación previa que se tenga con ellos, sobre todo al principio. 


Cuando son amigos:

compañeras de piso

Sí, es emocionante, perfecto, ideal, de ensueño (sobre todo si eres chica), pero has de tener en cuenta diferentes puntos para que vuestra amistad no se vea afectada:
1. Tener vuestro propio espacio. Después de pasar tantas horas juntas lo mejor es que hagas algún deporte o alguna actividad para desconectar y conocer gente nueva.
2. Entender que tienen hábitos distintos. Tendréis que entender y respetar que cada una tiene diferentes maneras de vivir en la intimidad.
3. Hablar. Cuando haya algo que no os parezca bien y pueda afectar a vuestra convivencia lo mejor que podéis hacer es hablarlo e intentar solucionarlo. 


Cuando son desconocidos:

compañeros de piso

Al principio puede resultar de los más incómodo porqué estás viviendo con gente a la que no has visto nunca. No te preocupes, a continuación te doy tres consejos que te ayudarán a empezar a tener más relación con ellos:
1. Cenas y comidas. Lo mejor es hacer cenas o comidas juntos. Podréis conoceros mejor y esto ayudará en vuestra convivencia. 
2. Mirar la tele juntos. Después de cenar, podéis sentaros todos en el sofá y mirar un rato la tele o alguna peli y comentarla. Si tenéis gustos parecidos os ayudará a uniros.
3. Salir de la habitación. Es importante que no estés todo el día encerrado en la habitación porque así es prácticamente imposible iniciar una mínima relación con tus compañeros. 


En definitiva, convivir con gente que no sea tu familia siempre va a tener sus pros y sus contras, pero siempre que se presente un problema tendréis que buscar la solución lo antes posible. Al fin y al cabo, la aventura merece la pena. 


beatriz vivas colaboradora del blog de studentjob


Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario