La vida del estudiante en Madrid

Por Gerardo Díez Roldán en 15-06-2016
1 comentario | 1199 vistas

La capital española oferta una gran cantidad de posibilidades para realizar estudios universitarios. Pero no es sólo esto lo que nos mueve a los jóvenes a elegir esta ciudad para realizar nuestra carrera. La vida madrileña está rebosante de posibilidades de ocio y eso es lo que vamos a tratar en este artículo.

Madrid, gran ciudad cuya existencia como comunidad autónoma apenas excede el siglo de vida. Pero, por su situación céntrica en la Península, su crecimiento tanto económico como cultural ha sido enorme. Poca gente residente en Madrid querrá salir de sus fronteras para vivir en otra comunidad, pues las calles gatas atraen a cualquiera. 

Es cierto que la vida universitaria se ha vuelto algo más dura desde la entrada del Plan Bolonia, pues las exigencias son mucho mayores y no podemos decir que trasladarse a otra ciudad a realizar los estudios sea comparable a un Erasmus. Pero por alguna razón, en Madrid la fiesta y las posibilidades culturales se superponen a cualquier sufrimiento estudiantil.   

No hay otra ciudad en España donde los estudiantes suban a sus redes sociales tan insólitas fotos de sus paseos por sus inhóspitas calles; o de “terraceo” en sus bares; o de fiesta en sus “garitos”. No existe otra ciudad en la Península donde los estudiantes queden tan encantados de su estancia universitaria, del brillo que transmite y de las oportunidades que presenta. 

Las posibilidades que ofrece la capital, como ya se ha comentado anteriormente, son cuantiosas. Unas cañas por Lavapiés; unas tapas en la Plaza Mayor y su famoso bocadillo de calamares; salir de terrazas por La Latina y empalmar con la noche en ese ambiente tan juvenil y “modernito”; locales de fiesta funk y rock en Malasaña; música más comercial en Huertas, incluyendo sus cervecerías, que se llenan de extranjeros ociosos reclamando nostálgicamente lo que beben en sus países de origen, lo cual es bueno, pues sabemos que no dista mucho aquello de esto; o Chueca, uno de los barrios más agradables de la ciudad. La noche madrileña, sin duda, es envidiada por todas las comunidades autónomas y provincias españolas.  

Un día en la capital puede ser completísimo. Por la mañana se podrían visitar museos o galerías de arte: Museo Thyssen en el Paseo del Prado, el Museo Nacional del Prado en la misma céntrica avenida, el Museo de Antropología, y un largo etcétera para los amantes de la cultura. No olvidemos el Real Sitio del Buen Retiro (conocido coloquialmente como Parque del Retiro). O ya en las afueras, el Palacio de Aranjuez, o en la misma capital el Palacio de Oriente y el Templo de Debod (muy recomendable por la noche). 

Además, las mismas callejuelas madrileñas están cargadas de historia. En estas calles se libraron batallas muy cruentas durante la Guerra Civil española. La resistencia republicana fue feroz y así lo atestiguan monumentos y placas en lugares concretos donde nuestra historia capitalina cobró relevante importancia. Así sucedió también en aquel alabado 2 de mayo de 1808, cuando el pueblo madrileño se levantó en armas contra la invasión francesa, iniciando una Guerra de Independencia que se extendería a toda la Península. 

Tenemos la Casa de Tócame Roque (que no, no es solo un dicho popular ni una leyenda); la casa de Juan Negrín en la calle Ferraz; el mítico fundador del PSOE, Pablo Iglesias Posse, murió en la misma calle; la casa museo de Miguel de Cervantes en Alcalá de Henares, nuestro mítico escritor nacional; Lope de Vega vivió en el Barrio de las Letras; el museo Miguel de Unamuno en la Calle de los Libreros…

Mencionaba antes, al hacer referencia a Miguel de Cervantes, su casa en Alcalá de Henares. Y quien visite Madrid no puede quedarse sin visitar esa ciudad museo, donde se puede respirar Edad Media en estado puro dentro de sus todavía bien conservadas murallas de piedra. 

Estas palabras pueden crear una ligera idea de lo que supone Madrid para un estudiante o un turista. Pero nunca podrán plasmar la experiencia propia de visitar la ciudad y comprobarlo personalmente. Elegir Madrid como destino de estudios universitarios solo es un acierto. No se podría esperar otra cosa de la gloriosa capital del Reino de España.


Comentarios

19-07-2016

Jorge:

Sabemos que puede ser duro y "caro" ser estudiante en Madrid, por esta razón en Wesser and Partner te ofrecemos un trabajo a media jornada que puedes compatibilizar con tus estudios. Si quieres mas información al respecto, solo tienes que entrar en: <a href=" http://www.wesser.es/apuntate/?conociste=33" >Pincha AQUÍ y deja tus datos</a

Publica tu comentario