Guía de sueños para la clase media: Estudiar en Londres

Por Abraham Aparicio en 07-03-2016
0 comentarios | 564 vistas

Probablemente algunos de vosotros estéis pensando iniciar vuestra vida en la capital Europea y el aspecto que más os preocupa es el económico. Como periodista ilustrado podría hacer un análisis socioeconómico y demográfico de Londres (no, no podría); o realmente os podría dar una idea aproximada de lo que cuesta vivir al mes en la capital. Decantándome por lo segundo y según mi experiencia vital, os dejo una infografía, creada por un servidor, que más o menos explica la cantidad de libras que se nos pueden ir al mes en Londres. 

La ciudad, a parte otras muchas virtudes, tiene los precios mas altos de toda la isla, una realidad que a nosotros como estudiantes no nos viene muy bien. Sin embargo, aquí os dejo una lista de consejillos que ayudarán a minimizar las pérdidas.

El metro es bastante caro y la mayoría de la ciudad está concentrada en él. Los autobuses son una alternativa más barata, y lo único que te costará es más tiempo de tu ajetreada vida de estudiante. Las bicicletas son también una buena idea si no tienes miedo a conducir por el lado contrario de la carretera a través del tráfico continuo de la urbe.

No tengas miedo de trabajar a tiempo parcial, la ciudad está llena de puestos de trabajo para estudiantes. Niñeras, camareros y ayudantes de cocina son los empleos más demandados, y esto te ayudará a subsistir o a ganar ese extra mientas vives aquí.

Es posible vivir a base de descuentos de estudiantes, desde el transporte público al cine, pasando por alguna de las atracciones más famosas de Londres o algún restaurante que otro. No olvides enseñar tu tarjeta de estudiante donde quiera que vayas, estar orgulloso de matarte a estudiar es mucho mas sencillo cuando los pantalones vaqueros te cuestan la mitad.

Una cuenta bancaria en la ciudad es imprescindible si tu tiempo mínimo de estancia son 6 meses. La tarjeta de débito se convertirá en tu recurso mas necesario y evitará que salgas a la calle con grandes fajos de dinero (si los tuvieras).

Las residencias de estudiantes tienen precios más elevados, pero a la hora de la verdad son alternativas más seguras que buscar alojamiento por tu cuenta. Aún así no tengas miedo a compartir habitación con alguien si quieres ahorrarte unas libras. Esta práctica es bastante común en la ciudad y dentro de unos márgenes de seguridad puede ayudarte a conocer gente y tener nuevas experiencias.

Las becas son esa parte de nuestra vida que nos llena de felicidad y satisfacción. Si podemos optar a ese dinero caído del cielo como la famosa beca Erasmus que nos permite estudiar en el extranjero, no deberíamos dudar. Incluso, como Europeos, tenemos la posibilidad de estudiar el grado completo en Reino Unido. 

Una vez controlado el factor económico y habernos planificado correctamente para implementarlo en nuestra vida de estudiante en el extranjero, todo debería más o menos sobre ruedas. Relajarse y disfrutar de la experiencia es una parte igual de importante en nuestra aventura.

Dejar prejuicios a un lado, abrir nuestra mente y adaptarse son probablemente los pasos mas importantes a la hora de completar exitosamente nuestra andadura en esa capital. Además, si has seguido mis consejos es probable que aún te queden algunas libras en el bolsillo para invitar a alguien a cenar, salir por la noche a una de las famosas fiestas o tomar algunas clases de inglés si te ves muy por detrás de los demás en el idioma. ¡Adelante y buena suerte!

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario