La generación laboral que viene: los Millennials

Por Joaquín García Pérez en 29-10-2015
0 comentarios | 3198 vistas

Se caracterizan por su gran familiarización con las nuevas tecnologías, su continua actividad en las redes sociales, su estilo de vida definido de vivir el momento y su voluntad de trabajar en algo que les apasione. Así son los Millennials, los jóvenes de hoy en día que nacieron entre 1981 y 1995 bajo la prosperidad económica y que a la hora de insertarse en el mercado laboral se ven afectados por la crisis económica de estos últimos años. Reciben este nombre porque son la generación que cumplió la mayoría de edad con la entrada del nuevo milenio, pero todos ellos poseen unos rasgos comunes: tienen un gran dominio de la tecnología digital, son grandes comunicadores, son inconformistas y se mueven por la pasión.



Las empresas tienen que adaptarse a la renovación generacional del mercado laboral.
Este es el periodo en el que los jóvenes de esta generación comienzan a incorporarse al mundo laboral. Las empresas tienen que ser conscientes de las características de la también llamada “Generación Y “ para poder tener a los mejores trabajadores en sus filas. ¿Y qué deben hacer las empresas para contratar y retener a los mejores talentos? El estilo de vida tan característico de los Millenials da prioridad a un trabajo que les apasione y a un mejor balance entre vida y trabajo .Las empresas son conscientes de este cambio, y saben que si quieren adaptarse a la renovación generacional del mercado laboral deben pensar en otros incentivos para el trabajador que no sea el monetario. 


Jornadas con horarios flexibles, trabajar desde casa, tardes libres, actividades de teambuilding, más días de vacaciones al año… son algunas de las necesidades de estos nuevos trabajadores a las que se tendrán que adaptar las empresas para sacar el mayor rendimiento de sus empleados. Una jornada laboral flexible con horarios elegidos por el trabajador, puede resultar más productiva a la vez que incrementa el compromiso laboral del empleado. Son beneficios baratos para la empresa que tienen un gran impacto emocional en el trabajador y, por consiguiente, se traduce en mayor productividad. Esta generación ya no busca un puesto fijo con un buen salario, se mueven por motivación y nuevos retos y si el trabajo no les motiva, se marcharán. Por eso es tan importante que las empresas se adapten a esta nueva generación laboral si quieren retener al mejor talento. 

 


Los Millenials, ¿más efectivos?
Los Millenials buscan ser trabajadores felices, y romper con la idea de “vivir para trabajar” o “trabajar para vivir”. Para los Millenials, el trabajo debe ser algo que quieren hacer cada día, y no que deban hacer cada día.
Pero, ¿es esta flexibilidad laboral que los Millenials demandan, también beneficiosa para las empresas? Pues bien, en los últimos años, las empresas se están dando cuenta poco a poco de que “un trabajador contento, rinde más”. De que, el salario emocional* es una de las claves para conseguir unos empleados más felices, y por consiguiente, más productivos. Por tanto, no solo los trabajadores se están convirtiendo en Millenials, sino que las empresas también encuentran beneficios en esta forma de trabajar de la nueva generación.

*El salario emocional es un concepto asociado a la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo, fomentando la conciliación laboral.

Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario