La jornada laboral


La jornada laboral consiste en la cantidad de tiempo que cada trabajador emplea en realizar el trabajo por el que ha sido contratado. Hoy en día, las empresas deben cumplir ciertas pautas para respetar los derechos de los trabajadores en cuanto al horario de trabajo se refiere y evitar el abuso. Aunque el Gobierno haga un control exhaustivo sobre el cumplimiento de estas pautas, hay empresas que intentan salirse con la suya. Por eso, es importante que conozcas tus derechos relacionados con la jornada laboral.


¿Cuánto dura una jornada laboral?


La duración máxima de una jornada laboral ordinaria es de 40 horas semanales de trabajo en base anual. Esta duración del horario laboral deberá estar especificada en tu contrato de trabajo y/o pactada por el convenio colectivo correspondiente. Estas horas semanales de trabajo se pueden distribuir de manera irregular si existe un acuerdo que respete los descansos semanales y diarios que corresponden por ley. En cuanto a las horas extra en la jornada laboral, el máximo número establecido por ley es de 80 horas al año.

Por ley, no se pueden hacer más de 9 horas diarias normales de trabajo, salvo que esté acordado por el convenio o se establezca una distribución irregular de las horas de trabajo.

Para asegurarse de que estas normas sobre la duración del horario laboral se cumplen, la empresa tiene que registrar las horas que trabaja cada empleado cada día. Esto se hará organizando y documentando las horas a las que entran y salen de su puesto cada trabajador, y este registro se deberá guardar durante unos 4 años.


Descansos


¿Existe el derecho laboral a tomar descansos?

¡Por supuesto! Como trabajador, tienes derecho a un descanso como mínimo entre jornada y jornada de 12 horas por ley. El descanso mínimo semanal es de 1 día y medio, y si tu jornada laboral dura más de 6 horas, tienes derecho a un descanso de 15 minutos o más.

Si eres menor de 18 años, puede que estas normas no se apliquen a ti. Al no tener la mayoría de edad, podrás disfrutar de un descanso mínimo de 2 días a la semana, y tus descansos podrán durar 30 minutos o más si trabajas más de 4 horas y media ese día. Además, no podrás trabajar más de 8 horas diarias, incluyendo el tiempo que se dedique a tu formación ni podrás hacer horas extra.

Si tu descanso se reduce entre jornadas y semanas, estos deberán ser compensados con descansos alternativos y no podrán durar menos de lo que se te haya reducido. Asimismo, estos descansos no podrán ser sustituidos por compensación económica salvo a que hayas terminado tu relación laboral por razones diferentes a duración del contrato laboral.


Existen ciertos matices que cambiarán un poco las normas sobre tu horario laboral. Por ejemplo, si tu jornada laboral es a turnos o nocturna, encontrarás que hay ciertas diferencias. De la misma manera, la reducción de una jornada laboral afecta de diferente manera si existen motivos familiares por las que requieras esta reducción o si has sido víctima de violencia de género o terrorismo. Toda esta información está recopilada en una de las secciones de Guía Laboral del Gobierno de España. Antes de visitar la web, ¿sabes siquiera en qué consiste una jornada laboral a turnos o nocturna? Puedes encontrar un breve resumen sobre cada tipo de jornada laboral en nuestro artículo sobre tipos de contratos para aclarar tus dudas.

¿Todavía no te consideras un experto en los derechos de los trabajadores? Si te apetece leer más para comenzar tu carrera profesional de una manera más informada, puedes visitar la sección de derechos laborales de nuestra guía. Si ya estás informado del todo y preparado para emprender una carrera laboral, ¡podrías echar un vistazo a nuestras ofertas de trabajo!


En esta página

Todo sobre Derechos laborales