Renuncia laboral


Poder dimitir es un derecho que todo español tiene. Es una decisión que se debe reflexionar muy bien antes de tomar. Si te estás planteando presentar una renuncia a tu jefe, es importante que sepas cómo debes realizar este proceso adecuadamente y que tengas en cuenta los derechos que tienes y los pasos que debes seguir al realizar tu renuncia.

Hablemos de lo importante: el dinero. Y es que resulta que es un deber del empleador pagarte por tus horas trabajadas en tu último día como muy tarde. Además, tienes derecho a que se te proporcione con un certificado laboral, una autorización a examen médico, una certificación de pago a la Seguridad Social y el pago de parafiscales de los últimos 3 meses. Si no has recibido estos documentos en tu dimisión, debes saber que puedes tomar medidas.


Antes de dimitir


El primer paso para presentar una renuncia de trabajo es, sin lugar a dudas, estar seguro y convencido de que es la decisión a tomar. Tómate tu tiempo para asegurarte de que es la medida que quieres tomar y pon todos los factores que puedas en una balanza. ¿Qué me aporta este trabajo en el día a día? ¿Me valoran lo suficiente? ¿Son las razones por las que quiero renunciar demasiado infantiles?... Esta última pregunta es en realidad crucial.

Antes de malgastar todos tus cartuchos, asegúrate de que tienes un plan B para poder mantenerte y conseguir que tu currículum vitae esté activo.

Cómo renunciar al trabajo


Renunciar de manera profesional puede realizarse en 5 pasos sencillos:


1. Revisa tu contrato

Volver a leer tu contrato de trabajo puede ayudarte a encontrar información sobre la política de dimisión de la empresa. Ésta se podrá encontrar en alguna cláusula, e igual encuentras algunas indicaciones. Normalmente, el tiempo estándar que debe pasar para dejar en trabajo desde que presentas tu renuncia es de 2 semanas.



2. Comunícaselo a tu jefe

Si le comunicas a tu jefe tus intenciones de dimitir con antelación de manera educada y positiva, el proceso te sabrá mucho menos amargo. Asegúrate de que mantienes una buena relación con él y explica tus razones quitándole hierro al asunto si puedes. Esto te ayudará en los siguientes pasos.



3. Redacta una carta de renuncia

¿Por qué es importante escribir una carta de renuncia? Hay empresas que incluyen la carta de renuncia redactada por el empleado para cerrar la carpeta en recursos humanos y lo consideran el documento final. Además, ¡nunca sabes cuándo necesitarás demostrar que has dimitido! Te mostramos cómo escribir una carta de renuncia voluntaria más adelante.



4. Pide referencias

En el mundo laboral, networking es la clave. Si has conseguido dejarlo todo en buenos términos, ¡pide alguna que otra referencia a tu jefe para mejorar tus futuras solicitudes laborales!



5. Dimite dejando un buen sabor de boca

La actitud con la que dejes tu puesto de trabajo es importantísima. La vida da muchas vueltas, así que intenta que tus compañeros te recuerden de manera positiva y disfrutar de tus últimos días de trabajo.


¿Cómo se escribe una carta de renuncia?


Escribir una carta de renuncia voluntaria no tiene que ser difícil; simplemente tienes que saber qué incluir, y qué omitir. Para hacerte la vida más fácil, hemos escrito el siguiente modelo de carta de renuncia para que sepas qué puntos no pueden faltar:



[NOMBRE]


[DOMICILIO]


[FECHA]


[DIRECCIÓN DE LA EMPRESA]



Querido [NOMBRE],



Por medio de la presente le comunico mi intención de presentar mi renuncia al cargo que ocupo en la empresa como [NOMBRE DEL PUESTO DE TRABAJO] desde el [FECHA DE INICIO DEL CONTRATO]. Cumpliendo con el plazo de aviso de [X] días al que estoy sujeto por ley, me gustaría tener la oportunidad de agradecer el trato recibido durante todo este tiempo como empleado de la empresa. [AÑADIR PALABRAS DE AGRADECIMIENTO ADICIONALES QUE SE CONSIDEREN OPORTUNAS]



La razón por la que dejo el cargo tiene que ver estrictamente con motivos [X].

Nota: asegúrate de que la breve explicación sea general y dés una buena impresión. En todo caso, no es necesario que incluyas las razones por las que presentas tu renuncia.



Sin embargo, me gustaría tenderles la mano a cualquier oportunidad en el futuro que resulte interesante para ambas partes, y continuaré manteniendo el ritmo de trabajo que precisen hasta mi último día de trabajo. Esta parte también es opcional.



Un cordial saludo,


[TU NOMBRE]


[FIRMA]



Si ya has presentado tu carta de renuncia, ¿por qué no echas un vistazo a nuestros consejos para conseguir trabajo? Sin lugar a dudas, te serán de mucha utilidad cuando realices cualquier solicitud. Y ya que estás aquí, explora nuestras ofertas de trabajo y solicita a las que más te llamen la atención usando los consejos.


Todo sobre Derechos laborales