La entrevistade trabajo

¡Enhorabuena, tienes una cita para una entrevista de trabajo! En este artículo encontrarás toda la información que necesitas para prepárate para tu entrevista, de manera que sepas cómo contestar a las preguntas que te hagan.

 

Preparación para la entrevista

Lo más importante: la confianza en ti mismo

Es cierto que es un cliché, pero es la verdad: ¡asegúrate de sentirte bien! Escoge un conjunto de ropa en el que te sientas cómodo y seguro de ti mismo. También asegúrate de irte a dormir pronto la noche antes de la entrevista.

Además, querrás mostrar durante la entrevista que tienes confianza en ti mismo. Para ello, puedes practicar la entrevista delante del espejo o con un amigo. Cuando estés practicando, presta especial atención a tu lenguaje corporal. Ahora que ya has ensayado lo que quieres decir, ¡estás todavía mejor preparado que antes!

Infórmate sobre lo que hacen en la empresa

Otra cosa que te va a ayudar a tener confianza en ti mismo es tener un buen conocimiento de lo que hacen en la empresa. Asegúrate de saber qué es lo que venden, cuáles son sus últimos logros, quienes son sus competidores y qué es que te atrae a ti de la empresa. También puedes buscar a la persona con la que vas a hablar en LinkedIn. De esta manera podrás ver cuál es su cargo en la empresa y además podrás reconocerlo en el momento en que lo veas.

También puedes hacer una preparación extra dependiendo del tipo de trabajo. ¿Vas a una entrevista para acceder a un puesto en el departamento de marketing online? Definitivamente, deberías echarle un vistazo a la página web y escribir lo que te gusta, pero también lo que se podría mejorar.

¿Quieres empezar a trabajar como promotor de eventos? Entonces deberías saber qué tipo de eventos harás y para qué marcas vas a trabajar.

¿Qué llevar a una entrevista de trabajo?

Asegúrate de imprimir tu currículum y la oferta que estás solicitando, para que puedas leer los dos documento de camino a la entrevista o mientras esperas al entrevistador. Deberías llegar unos 10 minutos antes, así evitaras estresarte si hay algún tipo de retraso. ¿Vas a llegar tarde? ¡Informa a tu entrevistador lo antes posible! Afortunadamente guardaste el número de teléfono del entrevistador durante tu preparación ;)

¿Llegaste demasiado pronto? No entres en la empresa todavía, espérate en algún lugar cercano: la persona que te va a entrevistar puede estar ocupada y es mejor no hacerle saber que estás esperando.

También es recomendable que lleves un bolígrafo y un cuaderno por si tienes que anotar alguna cosa importante durante la entrevista.

Sollicitatiegesprek

 

La entrevista: qué hacer y qué no hacer

Durante la entrevista, el entrvistador tratará de averiguar si eres el candidato adecuado para el trabajo que están ofreciendo. Por eso es importante que contestes a las preguntas honestamente: si pretendes ser quien no eres y te contratan, lo más probable es que no seas el candidato que estaban buscando. Esto no te va a hacer feliz a ti ni a la empresa.

Qué hacer:

  • Mantén un tono positivo y sonríe
  • Habla con un tono normal y articula bien las palabras.
  • Si no sabes inmediatamente la respuesta a una pregunta, puedes pedir un poco de tiempo para pensártelo.
  • Deja que el entrevistador acabe sus frases.
  • Siéntate derecho y utiliza un lenguaje corporal abierto y accesible.
  • Mantén un contacto visual regular
  • Apaga tu teléfono o ponlo en silencio
  • Tómate pausas para beber un trago de tu bebida: esto os dará a ti ya tu entrevistador un momento para procesar toda la información.

Qué no hacer:

  • Olvidarte de tirar el chicle antes de la entrevista
  • Tener una actitud negativa, desinteresada o arrogante
  • Comportarse de manera muy informal: no le estás hablando a tu amigo. De todas formas, tampoco hay que forzarse y ser demasiado formal ya que el entrevistador quiere saber cómo es tu personalidad.
  • No exageres o mientas
Sollicitatiegesprek

Las preguntas de la entrevista

Una parte muy importante de tu preparación contenía las preguntas de la entrevista. ¿Cuáles son las preguntas que el entrevistador te va a hacer? Y ¿qué preguntas puedes hacerle tu a él?

¿Cómo contestar las típicas preguntas que te hacen en una entrevista?

  1. Cuéntame sobre ti

Una buena forma de contestar esta pregunta es primero mencionar el presente, después el pasado, y finalmente el futuro. Puedes por ejemplo mencionar qué es lo que estás haciendo ahora, cómo acabaste ahí y por qué estás tan entusiasmado por el nuevo trabajo que has solicitado.

  1. ¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

Fortalezas: pregúntate a ti mismo y a tus más allegados: ¿cuáles son las situaciones que muestran que eres bueno en ciertas tareas/habilidades? Definitivamente, querrás mencionar esas situaciones durante tu entrevista.

Debilidades: decir que “eres perfeccionista” se ha usado tanto que ya no da una impresión positiva. Te recomendamos que menciones alguna debilidad que no vaya a tener un impacto directo en los logros de esta empresa en concreto. Si estás solicitando una posición como administrativo a tiempo parcial en una oficina pequeña, entonces no pasa nada si dices que tu debilidad es hacer presentaciones delante de grandes grupos.

  1. ¿Por qué te gustaría trabajar con nosotros?

Combina tu entusiasmo con la información que tienes de la empresa. Aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • Menciona algo que la empresa hizo que te haya impresionado
  • Menciona ciertas habilidades en que la empresa es buena
  • ¿Tienes pasión por el sector? ¡Muéstralo!
  • Puede que conozcas a alguien que trabajo o haya trabajado en esa misma empresa y te haya causado curiosidad después de haber visto su experiencia positiva (haz esto SOLO si conoces realmente a alguien que trabaje o haya trabajado en la empresa).

Lo que no deberías hacer: no saber por qué quieres trabajar con ellos, no mostrar entusiasmo, decir que necesitas un trabajo de media jornada para ganar algo de dinero (eso no suena como si estuvieras motivado).

  1. ¿Por qué deberíamos cogerte a ti?

La descripción de la vacante normalmente deja claro cuáles son las habilidades importantes que debes tener para este trabajo. Escoge unas pocas y céntrate en ellas: ¿qué situaciones te hacen ser bueno en esas cualidades?

  1. ¿Cuál es el ambiente de trabajo ideal para ti?

Aquí tienes algunas ideas para responder a esta pregunta:

  • ¿Prefieres trabajar solo o en grupo? Quizás haya algunas tareas que prefieras hacerlas tu solo, en cambio te gusta recibir aportaciones de los demás para otro tipo de cosas.
  • Trabajas mejor en un ambiente ruidoso o en silencio?
  1. ¿Dónde te ves en 5 años?

Esta es una pregunta muy complicada, sobre todo si todavía estas estudiando o te acabas de graduar. ¿No tienes ni idea de cómo contestar esta pregunta? Nosotros te recomendamos que escojas una respuesta que no sea muy específica, pero que muestre que eres ambicioso.

En vez de decir: “En 5 años quiero ser el manager del departamento de marketing de (una gran multinacional), vivir en el barrio de Salamanca con X y tener 3 perros”
puedes decir algo como: “En 5 años quiero tener más conocimiento de X, para poder utilizarlo en X. Tengo el presentimiento de que puedo desarrollar este conocimiento con vosotros, y es por esta razón que quiero este trabajo.”

  1. ¿Por qué dejaste de trabajar en tu útlimo empleo?

Te hacen esta pregunta para saber si dejaste la empresa por un buen motive y para ver cómo te desenvuelves en situaciones complicadas: ¿estarás en el papel de víctima o aprovecharás tu oportunidad?

Tu primer instinto será nombrar las partes negativas de tu anterior empleo, pero ¡no lo hagas! Es mejor enfocarte en todo lo que has aprendido allí y en lo que estás orgulloso, y mencionar después lo que echabas en falta en tu último empleo (y lo que esperas encontrar aquí).

Ejemplo: En mi trabajo anterior estuve en un muy buen equipo y aprendí mucho de ventas. Estoy muy orgulloso de haber alcanzado mis targets regularmente, pero al final no podía combinar el trabajo con mis estudios ya que debía hacer largos trayectos para llegar a la oficina y el horario era muy irregular. Me encantaría volver a trabajar en un departamento de ventas otra vez, y como esta empresa está ubicada cerca de donde yo vivo y los horarios son regulares, eso sería un gran paso hacia mi carrera profesional. 

¿Qué puedo preguntar yo en una entrevista?

Normalmente tendrás la oportunidad de hacer las preguntas que quieras al final de la entrevista, así que ¡aprovecha la oportunidad! De esta manera no solo demostrarás tu interés al entrevistados, sino que te hará ver si ese trabajo es para ti o no.

Ejemplos de preguntas que puedes hacer durante la entrevista:

  • ¿Cómo describirías el ambiente de la empresa/ del equipo?
  • ¿Qué es lo que más y menos te gusta de esta empresa?
  • ¿Qué es lo que yo haría en un día normal de trabajo?
  • ¿Ofrecéis algún tipo de formación/ ofrecéis oportunidades de crecimiento dentro de la empres?
  • ¿Dónde quiere estar la empresa dentro de 5 años? ¿Cuál es la estrategia de negocios de la empresa?
  • Si vas a hacer unas prácticas: ¿Por qué estáis buscando a un estudiante?

Es mejor que no preguntes el salario o las ventajas del trabajo, puedes hacer eso más adelante en el proceso de selección.

Final de la entrevista

Al final de la conversación, puedes preguntar sobre los siguientes pasos en el proceso de selección y cuándo puedes esperar una respuesta por parte de la empresa.

Agradécele al entrevistado por su tiempo y SONRÍE, ¡ya has acabado la entrevista!

Na het sollicitatiegesprek

Después de la entrevista

La decision: ¿qué hacer cuando…?

Te ofrecen el trabajo

¿Tienes muchas ganas de empezar? ¡Enhorabuena! Empezarás tu nuevo trabajo o tus prácticas pronto. ¿Quieres saber más para preparar tu primera semana de trabajo? Entones lee nuestro artículo “¿Cómo será la primera semana de tus prácticas o de tu nuevo trabajo?”

¿No estás seguro de aceptar la oferta? Puedes pedir un tiempo para pensártelo. Seguramente querrán saber por qué necesitas tiempo extra, así que asegúrate de tener una respuesta preparada para esta pregunta. Si crees que el trabajo no está hecho para ti, te recomendamos que no lo cojas (si esa es una opción, claro). No te sientas mal sobre esto: si aceptarás, la empresa dedicaría mucho tiempo en formarte pero necesitarían encontrar un substituto pronto.

No te ofrecen el trabajo

Bueno, parece ser que no eras el candidato apropiado para la empresa. Quizás durante la entrevista ya te diste cuenta de que este no era tu sitio, o quizás te ha sorprendido, a veces desafortunadamente hay otro candidato que encaja mejor en la posición de trabajo.

Toma esta decisión para aprender y no dudes en preguntar a la empresa cuáles fueron sus motivos para escoger a otro candidato. Debes enfocar siempre esta pregunta de manera que se entienda que quieres aprender y mejorar.

¿Listo? ¡Encuentra tu oportunidad!