Universidad+Ahorro = +Universidad. Consejos para ahorrar dinero

Por Natalia Cosío en 08-04-2016
0 comentarios | 759 vistas

Ser estudiante universitario tiene implícito el adjetivo: estudiante ahorrador. Y es que, y no nos mintamos, cada uno de nosotros, estudiantes, vivimos al límite. En todos los sentidos. Y sobre todo en el económico. ¿Estudiar el día de antes? No se compara a calcular hasta el último céntimo nuestros gastos, porque cada uno de nosotros, estudiemos carreras de cualquier rama de estudio, nos vamos a encontrar con la cruda realidad económica: el estudiante universitario en general es precario. La mayoría, vivimos mantenidos en gran parte por nuestros queridos progenitores y claro está, al final queremos también disfrutar de estos años que nos otorgan y que consideran los mejores de nuestra vida. ¿Cómo sobrevivir y vivir durante estos cursos? Estos son mis trucos. 

1. Vender ropa y objetos que no utilicemos en plataformas gratuitas
La cantidad de ropa nueva o con un solo uso que podemos acumular en nuestros armarios o cajas puede ser interesante. Así como otros objetos, productos electrónicos, etc. Plataformas como e-bay, Wallapop, son una manera genial de deshacernos de ellos en primer lugar, ganar un dinero extra vendiéndolos e inclusive hacer intercambios por productos que sí nos convengan más. No tengáis miedo ni reparos: es vintage y moderno comprar en tiendas de segunda mano, ¿pero no intercambiar ropa o comprar por estas apps? Ciao prejuicios, ¡estos son los nuevos tiempos! 

2. Vende apuntes
Stuvia, Wuolah… Vende tus apuntes o trabajos en estas plataformas. No hay que hacer nada más que subirlos y promocionarlos un poco, de tal manera que más gente se descargue tu fuente de saber. Por fin tu trabajo te dará además de notas, ¡un dinero extra! Es una manera fácil de ganar dinero y de sacarle rendimiento a tantas horas de trabajo. 

3. Ahorra en el día a día: prepara tu comida/almuerzo/merienda en casa
Aunque no seas cocinillas, todo se aprende y sí, llevar tu merienda, almuerzo e incluso tu comida si necesitas comer en la Facultad, supone un curioso ahorro al final de mes. Preparar la comida en casa además conlleva que seas tú quien la controle y por lo tanto, a la postre, sea más sano que tener que comer todos los días fuera. Los 2€ de la merienda o desayuno de cada día también son un gasto extra, que si llevas de casa preparado, al final suponen un ahorro importante (calcula al menos, 2€x20 días: 40€ de ahorro al mes).

4. Compra lo que necesites, compra sabiendo comprar y reinvéntate
A veces compramos por comprar, y todos lo tenemos que reconocer. Pero al final, hay que controlarse y saber comprar. ¿Cómo? Haz listas de lo que necesites y aprovéchate de las rebajas, descuentos y promociones. Las plataformas online hoy en día dan muchas oportunidades para aprovecharse de estos descuentos y es así cómo hay que comprar, ¡pensando! Además, aquellas cosas que no sepas cómo utilizar y no sabes si quieres venderlas o no, pueden tener un nuevo uso ¿habéis visto la cantidad de tutoriales DIY que hay hoy en día sobre ropa y objetos? Échales un vistazo. 

5. Búscate pequeños trabajos
En la universidad tenemos demasiada carga de estudio como para buscar un trabajo, pero los tiempos cambian y las plataformas de trabajos online esporádicos y desde casa son una buenísima idea para tener de vez en cuando pequeños ingresos. StudentJob ofrece trabajos para estudiantes que puedes hacer desde casa y que son un ingreso extra y una manera de aprender. Además, otros trabajos como buzoneador, relaciones públicas de discotecas inclusive, etc, tampoco suponen mucho tiempo y un buen incentivo para nosotros. 

6. Reinvéntate!
Concursos de poesía, blogs, ventas de diseño, clases particulares… Hay muchísimas pequeñas actividades que pueden suponer un ingreso extra. Ahorra, piensa y ten ingresos, pero sobre todo, ¡disfruta de estos años! 





Comentarios

No hay comentarios todavía. Se el primero en publicar un comentario

Publica tu comentario